Cosmologia III. por Rudolf Steiner.

lo que en las biblias se interpreta como el 7mo dia, aun no fue creado. Puesto que el legado cosmico de la Teosofia se refiere a la realidad de que estamos hablando de rondas evolutivas cosmicas de la humanidad. Pasar a la 5ta ronda raza Aria se refiere al 5to dia de la creacion. Una ronda dura millones de años en tiempo terrestre. El SER HUMANO evoluciona con ayuda de los sabios cosmicos pero no fue creado por un Dios o otra raza, los arquetipos fisicos pueden sufrir transformaciones logicamente pero segun el impulso de su propio espiritu. Las condiciones, circundantesde dicha manifestacion en el mundo material son irrelevantes puesto que cada alma atrae a, simisma esas condiciones segun su nivel evolutivo. Tomando por supuesto como evolutivo el nivel de desarrollo espiritual no el fisico que es solo un mero y burdo reflejo de los mundos espirituales en elevacion o en decadencia dentro de dicho ser humano.

Cosmología teosófica / esotérica

Número Schmidt: S-0862

En línea desde: 8 de julio de 2002

Cosmología esotérica – 3

Rudolf Steiner

Traducción: Frank Thomas Smith

Hace una semana, traté de explicar la forma de pensar, tan extraña para las mentes occidentales, a través de la cual el teósofo alcanza sus intuiciones y conocimientos del cosmos. El carácter incompleto que tienen necesariamente estas conferencias me impide ahondar más profundamente en la cosmología teosófica. Sin embargo, hoy intentaré darles al menos una imagen en forma descriptiva del origen del mundo basado en la Teosofía. Ruego a los que tienen inclinaciones científicas que tengan en cuenta que en el transcurso de tres breves conferencias no es posible entrar en explicaciones científicas de lo que voy a decir hoy. Estas explicaciones científicas se incluirán en un ciclo de conferencias posterior, en el que hablaré con más detalle sobre este tema. Además, en el segundo volumen de mi Teosofía, que pronto se publicará, se discutirá la cosmología. [ver nota 1 ]

Permítanme ante todo mencionar un pensamiento importante, que es básicamente muy simple, pero que debe quedar claro para quien quiera entender la evolución en el sentido teosófico. Cuando hablamos de desarrollo, o evolución en un sentido amplio, no solo nos referimos al desarrollo de la vida animal o vegetal a partir de una forma anterior, sino que también nos referimos a las grandes transformaciones dentro del universo, e incluimos el origen de la materia, la materia que hoy podemos percibir con nuestros sentidos físicos.

Esta es la tercera de las tres conferencias dadas en la rama de Berlín de la Sociedad Teosófica en 1904. Rudolf Steiner fue el secretario general de la Sociedad Teosófica Alemana hasta que rompió con los Teósofos en 1913 y formó la Sociedad Antroposófica. En ese momento Steiner usó terminología teosófica derivada de fuentes orientales. Más tarde abandonó la mayoría de estos términos en favor del alemán. Esta conferencia fue publicada en alemán por Rudolf Steiner Verlag, Dornach, Suiza, en 2001. Está basada en notas tomadas por los participantes, ninguno de los cuales era un taquígrafo profesional. Esta es la primera y única traducción al inglés que yo sepa. La primera conferencia se puede encontrar en Cosmología Esotérica – 1 . El segundo en Cosmología Esotérica – 2 . [Tr. – FTS]

La última vez dijimos que en la historia de la evolución de nuestro planeta hay siete etapas consecutivas, y también se las describí brevemente. Por lo tanto, debe pensar en cómo nuestro planeta terrestre atraviesa siete etapas, que llamamos Rondas, en secuencia rítmica. Todo lo que existe y vive en nuestra Tierra también existía antes de que nuestra Tierra actual llegara a existir; existía en una especie de estado de semilla, así como una planta entera está presente en una semilla, duerme en la semilla, por así decirlo, antes de que tome forma en el mundo exterior. Esta etapa de letargo se llama “Pralaya”. Por otro lado, el estado en el que todo despierta, emerge gradualmente y progresa desde un comienzo hasta un punto alto de perfección, lo llamamos “Manvantara”. Cuando se alcanza el estado de perfección, un Pralaya, un estado de sueño, ocurre una vez más,y esto es seguido nuevamente por un estado de vigilia y crecimiento. Así, el planeta atraviesa esta secuencia siete veces, despertando siete veces a una nueva Ronda.

El tiempo entre un Manvantara y el siguiente pasa en un estado en el que todo lo que vive en la tierra duerme, por así decirlo. Pero no es comparable al sueño humano normal. En el sueño normal sólo se interrumpen las actividades de comprensión y sentido, pero se puede ver el cuerpo físico. El estado durmiente de la Tierra debe pensarse de manera diferente. Ningún ser terrenal es visible durante este estado de sueño. Este estado sería perceptible solo para el ojo abierto del llamado Dangma., el vidente más desarrollado. Este estado es indescriptible con palabras, porque nuestras palabras son inadecuadas para este tipo de existencia. No encuentro palabras en ningún idioma para este estado. Por lo tanto, el vidente desarrollado dice algo muy diferente para dar una idea de este estado. Dice: imagina una planta. Ves esta planta. Ahora imagina una especie de impresión de yeso de la planta, pero de tal manera que la planta en sí es un espacio vacío y una Ronda es el yeso. Considere que el yeso es espiritual y solo perceptible para ciertos sentidos. Quien puede ver la planta no puede ver la impresión de yeso al mismo tiempo, es decir, el negativo de la planta. Algo similar es lo que el vidente desarrollado percibiría de la Tierra durante el sueño del Pralaya. La Tierra no está ahí. Es la forma hueca, nadando en un granpoderoso mar de los seres espirituales más elevados que poco a poco va desapareciendo y del que fluye el propio Ser de la Tierra.

Entonces, algo comienza a originarse dentro de este espacio vacío, algo que aún no es perceptible para los sentidos físicos; sólo es perceptible para el vidente altamente desarrollado que puede moverse conscientemente en el plano espiritual. Al comienzo de la existencia de la Tierra, vería una esfera en el espacio, una esfera puramente espiritual en la que solo está presente lo espiritual. Cada vez que comienza una nueva Ronda, nuestra Tierra existe en tal estado espiritual. Cuando despierta del sueño del Pralaya, lo hace como una esfera. El vidente espiritual lo percibe en un maravilloso destello rojizo. Pero esa Tierra contiene todo lo que luego se convierte en Tierra. Los cuerpos más densos también están contenidos en esta esfera.

¿Cómo podemos imaginar esto? Puede aclararse mediante un proceso sencillo. Imagina un vaso lleno de agua. El agua es fluida. Cuando enfría la temperatura lo suficiente, el agua se convierte en hielo. Tienes frente a ti lo mismo que antes: el hielo no es más que agua, solo que en otra forma. Sube la temperatura y el hielo vuelve a ser agua, con temperaturas más altas incluso a vapor. Con este ejemplo puedes imaginar cómo toda la materia deriva del espíritu a través de la densificación. La esfera espiritual, vista solo por el ojo desarrollado del vidente, se densifica gradualmente después de pasar por un pequeño Pralaya. Entonces puede ser visto por el ojo de un vidente menos desarrollado. Luego sigue una especie de estado de sueño breve, y ahora la esfera es visible para el ojo astral, es decir, para quien haya desarrollado este sentido en el plano astral.De nuevo sigue un estado de Pralaya y la esfera aparece de nuevo como materia física sólida. Sólo ahora los ojos físicos pueden verlo, los oídos físicos lo oyen, las manos físicas lo pueden captar. Esa es la cuarta etapa. Luego viene de nuevo un breve Pralaya. Esta etapa desaparece y nuevamente se presenta una esfera astral, pero con seres mucho más desarrollados. Un estado análogo aparece en la sexta Ronda, también solo visible para el vidente espiritual. A partir de entonces, otro Pralaya y luego un estado solo visible para el vidente más desarrollado. Luego sigue lo que es invisible incluso para el Dangma. Sigue un largo Pralaya y luego todo el proceso comienza de nuevo. Esto sucede siete veces. De esta manera la Tierra se transforma del nivel más bajo al más alto.manos físicas lo agarran. Esa es la cuarta etapa. Luego viene de nuevo un breve Pralaya. Esta etapa desaparece y nuevamente se presenta una esfera astral, pero con seres mucho más desarrollados. Un estado análogo aparece en la sexta Ronda, también solo visible para el vidente espiritual. A partir de entonces, otro Pralaya y luego un estado sólo visible para el vidente más desarrollado. Luego sigue lo que es invisible incluso para el Dangma. Sigue un largo Pralaya y luego todo el proceso comienza de nuevo. Esto sucede siete veces. De esta manera la Tierra se transforma del nivel más bajo al más alto.manos físicas lo agarran. Esa es la cuarta etapa. Luego viene de nuevo un breve Pralaya. Esta etapa desaparece y nuevamente se presenta una esfera astral, pero con seres mucho más desarrollados. Un estado análogo aparece en la sexta Ronda, también solo visible para el vidente espiritual. A partir de entonces, otro Pralaya y luego un estado solo visible para el vidente más desarrollado. Luego sigue lo que es invisible incluso para el Dangma. Sigue un largo Pralaya y luego todo el proceso comienza de nuevo. Esto sucede siete veces. De esta manera la Tierra se transforma del nivel más bajo al más alto.también solo visible para el vidente espiritual. A partir de entonces, otro Pralaya y luego un estado sólo visible para el vidente más desarrollado. Luego sigue lo que es invisible incluso para el Dangma. Sigue un largo Pralaya y luego todo el proceso comienza de nuevo. Esto sucede siete veces. De esta manera la Tierra se transforma del nivel más bajo al más alto.también sólo visible para el vidente espiritual. A partir de entonces, otro Pralaya y luego un estado sólo visible para el vidente más desarrollado. Luego sigue lo que es invisible incluso para el Dangma. Sigue un largo Pralaya y luego todo el proceso comienza de nuevo. Esto sucede siete veces. De esta manera la Tierra se transforma del nivel más bajo al más alto.

Sigamos ahora la primera Ronda. Podemos estudiarlo mejor observando lo que existe en nuestra Tierra donde es más sólido. En la primera Ronda todavía no había formas minerales, ni energía de naturaleza física ni energía química. La Tierra había llevado a cabo la evolución anterior solo para crear una base para la existencia física; creó esta base para preparar una existencia física en la cuarta Ronda. Nuestra Tierra parecía una masa ardiente, con temperaturas tan tremendas que ninguna de nuestras sustancias actuales podría tener la forma que tienen ahora. Todas las sustancias se mezclaron en esa ardiente papilla primaria, permítanme usar esa palabra trivial, en materia homogénea e indiferenciada. La Teosofía dice: la Tierra estaba en la etapa de fuego. Sin embargo, no se trata de un fuego común, sino de un fuego de naturaleza espiritual superior. No hubo elementos químicos involucrados.Pero lo que había en el interior de este asunto estaba activo. Había dos tipos de seres espirituales activos: los que llamamos “Dhyani Chohans” [verNota 2 ], y aquellos seres que aún no habían descendido a la materialidad física, que tenían un cuerpo parcialmente espiritual y que fluían a través de la materia ardiente con tremenda rapidez. Vemos aquí un continuo surgimiento y desaparición de formas irregulares, también de formas que nos recuerdan a las que existirán en la Tierra mucho más tarde.

El emerger y desaparecer parece seguir un patrón. Surgen formas que recuerdan a cristales y plantas posteriores, incluso algo que toma forma humana y luego se dispersa. Los humanos que luego encarnarían vivieron en ese fuego, modelando y preparando sus cuerpos. Así nos parece la primera Ronda de la Tierra. Luego siguió la transición de esta Tierra ardiente y fluyente al estado de sueño.

La segunda Ronda comenzó de la misma manera espiritual. El “éter” es más fino que nuestro gas actual, pero más denso que la Tierra en la etapa anterior. En esta materia tan fina se formó lo que llamamos elementos químicos. Esta segunda etapa la puedes encontrar maravillosamente descrita en los libros religiosos, donde está escrito que los seres divinos ordenaron todo según su masa, número y peso. Lo que antes era irregular ahora se organiza en elementos químicos según su número. El químico me comprenderá, porque conoce el sistema periódico regular de los elementos. Las sustancias individuales aún no estaban relacionadas entre sí. Ahora, sin embargo, a medida que la materia se ha diferenciado, vemos las formas más maravillosas que nacen y que nos recuerdan formas posteriores, solo que aún no son sólidas: formas en forma de estrella, formas angulares, tetraedros, poliedros,formas redondas y así sucesivamente. Se insinúan las formas que luego constituirán la naturaleza. Como en la primera Ronda se dispusieron de antemano las formas cristalinas, las formas vegetales se constituyeron en la segunda Ronda. Entonces todo fluyó; las naturalezas astral y espiritual pasaron nuevamente por una etapa de Pralaya y reaparecieron en la tercera Ronda.

Cuando consideramos el estado físico de la tercera Ronda, encontramos la materia en un estado bastante diferente. Todavía no se diferencia como aire y agua, pero forma una especie de niebla o vapor. Ya no es una forma de éter, sino más bien algo como lo son hoy las formaciones de nubes. Y dentro de estas formaciones de niebla, que encontramos descritas en sagas antiguas, las sagas de Nebelheim (hogar de la niebla) y Niflheim describen este estado, vemos la materia en otra forma, ya no organizada según el número, sino dotada de energía. El investigador esotérico habla aquí de la Ley de Relaciones Seleccionadas. Las sustancias químicas se organizan de acuerdo con la Ley de Relaciones Seleccionadas. Ahora, sin embargo, en la tercera Ronda, surgió la energía, que permitió que lo pequeño se hiciera más grande y se expandiera. Las sustancias podrían organizarse desde adentro, energizarse.No solo aparecieron las primeras formas vegetales, que conocimos en la segunda Ronda, sino que también fue posible el crecimiento. Aparecieron las primeras formas animales, que hoy consideraríamos extremadamente grotescas. Formas gigantescas y colosales se formaron a partir de la masa de niebla. Para el ocultista hay algo de verdad cuando mira las nubes y ve que una nube parece un camello, otra como un caballo. En la tercera Ronda los seres eran formas nebulosas, que se reproducían al transformarse uno en el otro, derivándose uno del otro, como los organismos de células inferiores, que recuerdan este proceso. Estos cuerpos de animales, que se formaron a partir de la niebla, ahora podrían proporcionar la base para que aquellas individualidades que vinieron de mundos anteriores encontraran cuerpos. El ser humano ahora podría encarnar. Encontró un cuerpo que le permitió aparecer,al principio de una manera imperfecta, primitiva, a tientas. También eran posibles encarnaciones fallidas. Podríamos decir que durante la Tercera Ronda existieron en la Tierra seres intermedios entre el hombre y el animal, en los que el ser humano no se sentía del todo bien, pero que sin embargo podía encarnarse.

Luego ocurrió otro Pralaya, y luego la cuarta Ronda. Esa es la Ronda a la que pertenecemos hoy. La Tierra pasó por el estado espiritual, pasó por los estados astral y etérico y finalmente llegó al estado físico que ahora hemos alcanzado. Durante la primera Ronda se formó la base del reino mineral, durante la segunda Ronda se formó la base del reino vegetal, durante la tercera Ronda se estableció la posibilidad de formas animales. Y ahora, durante la cuarta Ronda, el ser humano adquirió la capacidad de asumir la forma que tiene hoy.

Consideremos el estado de nuestra Tierra física un poco más de cerca. El estado de la Tierra en esta cuarta Ronda debe describirse como mucho más denso que los estados de las Rondas anteriores. Primero hubo un estado de fuego, luego uno brumoso, luego uno entre el aire y el agua. Aún así, durante el comienzo de la cuarta ronda tuvimos una especie de materia que brota, similar a la proteína. Gradualmente, todo se condensó, y lo que tenemos hoy como materia no es más que la materia condensada que originalmente brotaba, exactamente como el hielo es agua condensada. Al comienzo de la cuarta Ronda, todos los seres fueron creados para que pudieran vivir en esta materia que brota. El hombre tenía una forma similar a la que tiene ahora, pero su conciencia era extremadamente tenue, comparable a la de una persona que sueña. Soñó que estaba en una especie de conciencia dormida; todavía faltaba el espíritu.Consideremos este estado más de cerca. El ser humano era posible en ese estado fluido y efusivo. Llamamos a estas personas de la primera raza [verNota 3 ] hombres de ensueño. Es difícil describirlos. A ésta le siguió otra etapa, en la que la materia se hizo más densa y se separó en una materialidad más espiritual y más física, comparable a los polos norte y sur.

Ahora les pido que consideren la diferencia entre la comprensión esotérica y la habitual del darwinismo. Tenemos al ser humano presente en la etapa indicada de la tierra, así como el reino vegetal. El reino animal también estaba presente, pero sin capacidad de reproducción sexual, sin sangre caliente y aún no capaz de producir sonidos. El ser humano también estaba mudo. Aún no podía pensar, ni siquiera pensamientos borrosos. El espíritu aún no había entrado en los cuerpos. En la siguiente, segunda carrera, la materia se separó en dos polos. Los seres humanos retiraron la materia que les era útil y separaron la materia menos útil, de la cual se formó una especie de rama lateral de los animales superiores. Los animales inferiores eran similares a los moluscos actuales, incluso se desarrollaron formas parecidas a peces.

El ser humano se desarrolló más y en la tercera etapa descartó la materia que no le permitiría convertirse en portador de una conciencia superior. Lo entregó como material para los animales, que ahora parecían anfibios con formas gigantes. Se describen en fábulas y mitos como dragones voladores, etc. Hasta entonces, no se posee capacidad de reproducción sexual. No es hasta mediados de la tercera raza, la época lemuriana, que aparece esto, aunque primitivamente. El escenario de este desarrollo, Lemuria, estaba en Asia en el Océano Índico.

Durante la mitad de la era lemuriana ocurrió el gran evento que permitió al hombre convertirse en un ser humano. Los seres humanos que vinieron de estados planetarios anteriores no estaban todos en el mismo nivel de desarrollo. Aquellos que habían alcanzado una evolución normal durante el ciclo de la tierra brumosa anterior pudieron encarnar durante la tercera época. Entre ellos, sin embargo, había algunos que ya habían alcanzado una etapa superior; no pudieron incorporarse durante la tercera carrera en absoluto. Durante cada Ronda hay humanos que se desarrollan a una etapa normal y otros que están más avanzados. Estos son los maestros. Son individuos más desarrollados. En Teosofía se les llama pitris solares o sun pitris. Habían alcanzado una espiritualidad superior,pero no podía encarnar en los cuerpos de los hombres de aquella época más de lo que podía encarnar una persona contemporánea en una planta. Esperaron una mayor evolución hasta que llegó el momento apropiado, durante la cuarta carrera, cuando su encarnación podría tener lugar. Así surgió una humanidad espiritualmente altamente desarrollada. Las sagas y los mitos relatan cómo en esa época existían personalidades que se elevaban muy por encima de sus semejantes. Individuos como Prometheus, los indios Rishis, Fire-Rishis, que fueron los líderes de la humanidad, incluido Manus, que le dieron leyes posteriores a la humanidad. Solo estos Pitris solares podían encarnarse como adeptos.Las sagas y los mitos relatan cómo en esa época existían personalidades que se elevaban muy por encima de sus semejantes. Individuos como Prometheus, los indios Rishis, Fire-Rishis, que fueron los líderes de la humanidad, incluido Manus, que le dieron leyes posteriores a la humanidad. Solo estos Pitris solares podían encarnarse como adeptos.Las sagas y los mitos relatan cómo en esa época existían personalidades que se elevaban muy por encima de sus semejantes. Individuos como Prometheus, los indios Rishis, Fire-Rishis, que fueron los líderes de la humanidad, incluido Manus, que le dieron leyes posteriores a la humanidad. Solo estos Pitris solares podrían encarnarse como adeptos.

Ya mencioné que al inicio de la cuarta ronda la sexualidad aún no existía. La separación de los sexos ocurrió solo durante el tiempo de Lemuria. Con ello fueron posibles las primeras encarnaciones, la toma de posesión de un cuerpo que aún no existía. Anteriormente, uno se derivaba de otro. Con la separación de los sexos a mediados de la edad lemuriana, surgieron el nacimiento y la muerte y por tanto la posibilidad de los efectos del karma. El ser humano podría cargarse de culpa. Todo lo que conocemos como “humano” surgió en ese momento.

El continente lemuriano fue destruido por una catástrofe similar a un fuego, y el continente atlante surgió en el suelo de lo que ahora es el Océano Atlántico. Durante la época de la Atlántida ocurrió otro evento importante al que llamé su atención cuando les hablé de la festividad de Pentecostés. Dije que, con la excepción de los Pitris solares, todos los seres vivían en una condición espiritual inferior. El Pitris solar solo podía tomar cuerpos seleccionados. Otros cuerpos solo les habrían permitido vivir con una conciencia tenue. Los individuos torpes habrían resultado si hubieran usado los cuerpos existentes. Por lo tanto, los Pitris esperaron hasta que ciertas formas parecidas a animales evolucionaron aún más. Por un lado, se hundieron más profundamente en los deseos instintivos, pero por otro lado, por este medio se dieron los requisitos previos para el desarrollo posterior del cerebro.La materia se diferenciaba en materia nerviosa y materia sexual. Los Pitris que habían esperado ese tiempo posterior encarnaron en esta materia inferior. La religión lo indica como la caída bíblica del paraíso: la encarnación en materia empeorada. Si eso no hubiera sucedido, habrían permanecido en un estado mucho menos consciente. No habrían alcanzado el pensamiento claro que ahora poseemos, pero habrían permanecido en un estado mucho más aburrido. Pagaron por esto permitiendo que sus cuerpos fueran inferiores, lo que sin embargo fue compensado por materia cerebral refinada, lo que les permitió alcanzar un nivel más alto de conciencia y espiritualidad. Un resultado particular de la evolución de la raza atlante fue el desarrollo de una memoria fenomenal.La religión lo indica como la caída bíblica del paraíso: la encarnación en materia empeorada. Si eso no hubiera sucedido, habrían permanecido en un estado mucho menos consciente. No habrían alcanzado el pensamiento claro que ahora poseemos, pero habrían permanecido en un estado mucho más aburrido. Pagaron por esto permitiendo que sus cuerpos fueran inferiores, lo que sin embargo fue compensado por materia cerebral refinada, lo que les permitió alcanzar un nivel más alto de conciencia y espiritualidad. Un resultado particular de la evolución de la raza atlante fue el desarrollo de una memoria fenomenal.La religión lo indica como la caída bíblica del paraíso: la encarnación en materia empeorada. Si eso no hubiera sucedido, habrían permanecido en un estado mucho menos consciente. No habrían alcanzado el pensamiento claro que ahora poseemos, pero habrían permanecido en un estado mucho más aburrido. Pagaron por esto permitiendo que sus cuerpos fueran inferiores, lo que sin embargo fue compensado por materia cerebral refinada, lo que les permitió alcanzar un nivel más alto de conciencia y espiritualidad. Un resultado particular de la evolución de la raza atlante fue el desarrollo de una memoria fenomenal.pero habría permanecido en un estado mucho más aburrido. Pagaron por esto permitiendo que sus cuerpos fueran inferiores, lo que sin embargo fue compensado por materia cerebral refinada, lo que les permitió alcanzar un nivel más alto de conciencia y espiritualidad. Un resultado particular de la evolución de la raza atlante fue el desarrollo de una memoria fenomenal.pero habría permanecido en un estado mucho más aburrido. Pagaron por esto permitiendo que sus cuerpos fueran inferiores, lo que sin embargo fue compensado por materia cerebral refinada, lo que les permitió alcanzar un nivel más alto de conciencia y espiritualidad. Un resultado particular de la evolución de la raza atlante fue el desarrollo de una memoria fenomenal.

Después de que la Atlántida fuera destruida por el agua, la evolución continua dio como resultado nuestra quinta raza contemporánea, durante la cual el razonamiento deductivo fue un logro especial. Esto permitió a la raza humana llevar el arte y la ciencia a un alto nivel de desarrollo, que antes no había sido posible. Durante la quinta subraza de la cuarta Ronda, la humanidad alcanzó un punto alto: el control del espíritu, que se había encarnado en la materia, para que la humanidad pudiera ascender a etapas cada vez más elevadas de evolución.

Hemos visto cómo el cosmos evolucionó en etapas rítmicas hasta el punto en el que nos encontramos ahora. En Rondas anteriores se desarrolló lo siguiente:

1. el reino mineral

2. el reino vegetal

3. el reino animal

y luego –

4. el ser humano

La cosmología teosófica es un todo autónomo, derivado de la sabiduría de los videntes más desarrollados. Si tuviera un poco más de tiempo, podría indicarles cómo ciertos hechos científicos naturales conducen a dar testimonio de la exactitud de esta imagen del mundo. Mire los famosos árboles filogenéticos de Haeckel, por ejemplo, en los que la evolución se explica materialistamente. Si en lugar de la materia consideras las etapas espirituales, como las describe la Teosofía, entonces puedes hacer los árboles filogenéticos como lo hizo Haeckel, solo que la explicación es diferente.

Para que no confunda lo que he dicho con lo que se describe en muchos libros teosóficos como los diversos estados astrales o físicos, me gustaría llamar su atención sobre lo siguiente. La evolución se describe a menudo como si fueran etapas concurrentes. Encuentras esferas colocadas una al lado de la otra, de modo que parece como si la vida pasara de una esfera a otra. En realidad, solo existe una esfera y solo cambian sus condiciones. Es siempre la misma esfera la que atraviesa las diversas metamorfosis: espiritual, astral, física, etc.

Hemos visto que la introducción a estas conferencias, que tomamos de las palabras de Goethe, está completamente justificada: después de todo, el ser humano es la meta, la tarea del planeta terrestre. El esoterista sabe que cada planeta tiene su tarea específica. Nada en el cosmos es una coincidencia.

La tarea de la evolución física es que lo que se crea para nosotros los humanos logre su objetivo. No encontrarás un ser humano como lo es hoy en la Tierra en ningún otro planeta. Seres, sí, pero no seres humanos. La Tierra existe para que se puedan crear seres humanos conscientes del “yo”. A través de las primeras cuatro Rondas evolucionaron los reinos de la naturaleza para que en la cuarta el hombre pudiera convertirse en un ser consciente de sí mismo, que pudiera reflejarse en su cuerpo. Se elevará a niveles más altos de evolución, algo que pocos pueden entender correctamente. En la siguiente, la quinta Ronda, el reino mineral desaparecerá. Toda la materia mineral se transformará en materia vegetal. Entonces el reino vegetal alcanzará su culminación y en la próxima Ronda el reino animal formará el reino más bajo.Durante la séptima Ronda el ser humano alcanzará su más alto nivel de evolución. Se habrá convertido en lo que pretende la evolución planetaria.

Quien entienda esto puede tener una visión más profunda de los documentos religiosos. Hubo un tiempo en que la gente creía como niños en los documentos religiosos. Luego vino la Ilustración y ya no se cree nada. Pero llegará el momento en que la gente aprenderá a comprender las imágenes que se conservan para nosotros en documentos religiosos, cuentos de hadas y fábulas. Por lo tanto, tenemos las siete Rondas como los siete días de la creación en la Biblia. Los primeros tres días de la creación han pasado, ahora estamos en el cuarto día de la creación y los últimos tres días de la creación aún están por llegar. Los primeros tres días de la creación en Génesis representan las Rondas pasadas, y los últimos tres indican lo que vendrá en el futuro. Bien entendido, Moisés quiso decir con la descripción de los primeros tres días, que vivimos en la cuarta Ronda;describe el cuarto día de la creación de una manera muy especial. Es por eso que encuentras una doble creación en Génesis [verNota 4 ]. Aquellos que juzgan la Biblia solo con su intelecto nunca la entenderán. El ser humano del séptimo día de la creación no ha sido creado. Ese hombre estaba hecho de arcilla es un símbolo de nuestra cuarta ronda. La doble creación nos cuenta en imágenes de lo creado, de la etapa en la que ahora nos encontramos y de la etapa al final de la Séptima Ronda. Cuando vemos el mensaje de la Biblia de esta manera, surge de repente un significado de estos documentos que no podríamos haber entendido previamente. La humanidad finalmente verá que hay un significado tan profundo allí que uno casi tendría que convertirse en una persona diferente para entenderlo.

Es necesario que en nuestro tiempo se revele el elevado significado espiritual de estos antiguos documentos, y esa es la tarea del movimiento teosófico. No critica el materialismo de nuestro tiempo porque lo considere necesario. Pero se esfuerza por permitir que las personas reconozcan nuevamente el significado espiritual de estos documentos. Trabajaremos en esto durante el próximo invierno. La conferencia de hoy es la última de este ciclo. Sin embargo, todavía nos reuniremos aquí todos los lunes a las ocho.

Notas a pie de página:

1 El segundo volumen de Teosofía nunca apareció. En cambio, Steiner’s An Outline of Esoteric Science , que incluye una descripción detallada de la evolución cosmológica, se publicó en 1909.

2 Dhyani Chohans: en terminología cristiana, estos son arcángeles.

3 “Raza” en este sentido es un término teosófico. Steiner utilizó más tarde la expresión “época cultural” y otras similares.

4 Doble creación: esto puede referirse a Génesis 1, 26, donde Dios crea a la humanidad. En Génesis 2, 7, esta creación se describe nuevamente, aunque de manera diferente.

Segundo volumen de Teosofia ROBADO durante el siglo xx para ocultar el conocimiento a la humanidad. Parece que no les basto con desacreditar a la Teosofia y a Helena Blavatsky sino que se apoderaron del conocimiento robandolo un clasico …